Niko Mindegía: “Tengo mucha esperanza en ganar la copa húngara”

Niko Mindegía (Santesteban, 1988) afronta su séptima convocatoria con la selección nacional absoluta. La llamada de Manolo Cadenas, muy “especial” en esta ocasión para el navarro, es el reconocimiento a la buena temporada que está realizando en el Pick Szeged de Hungría. A las órdenes de Juan Carlos Pastor, el central  intenta alcanzar metas más altas con su equipo, siempre con el Veszprém de Antonio Carlos Ortega como principal rival. Antes de encarar el tramo final de la temporada, al que llegan con vida en tres competiciones, liga y copa húngaras y EHF Cup, Mindegía intentará demostrar en la Swiss Cup que merece un puesto entre los Hispanos.

Debutó en el año 2010 con la selección absoluta, ¿en qué cree que ha cambiado como jugador desde aquella vez?

Tenía 21 o 22 años… ahora tengo más tranquilidad en el juego. En lo que más he cambiado es en el saber estar en los momentos difíciles.

Con la Swiss Cup, acumula su séptima convocatoria internacional. ¿Es el premio a su buena temporada en el Pick Szeged?

Sí, en la primera vuelta estuve bien. Ahora he tenido algún problema físico, pero en general estoy contento con mi año. Es una convocatoria especial para mí: es la primera vez que no me llaman porque haya alguna baja. Siempre hace ilusión, pero es diferente.

Es una convocatoria especial para mí: es la primera vez que no me llaman porque haya alguna baja. 

¿Cuál es su objetivo en esta Swiss Cup? ¿Confirmar que debe tener un hueco entre los Hispanos?

Sí, siempre que te llaman intentas hacerlo bien y gustarle al entrenador. Mi objetivo es jugar el mayor tiempo posible y de la mejor manera, a ver si me vuelven a llamar.

¿Cómo ha sido incorporarse a la dinámica de la selección en Pinto?

Muy fácil. Los conozco a todos, somos amigos además, y es muy fácil y sencillo involucrarte de nuevo con el equipo, aún estando en el extranjero.

Ayer (en referencia al miércoles) día más relajado con sesión de fotos y el Real Madrid-Borussia Dortmund. ¿Les pidieron muchos autógrafos en el Santiago Bernabéu?

La verdad es que no. El Bernabéu es muy grande y la gente va a lo que va, es muy futbolera. Es otro mundo.

¿Cuáles son los objetivos de los Hispanos en esta Swiss Cup con Suiza, Suecia y Croacia? ¿Ganar el torneo, hacer pruebas…?

Es una convocatoria con muchos jóvenes, pero tenemos que ser conscientes de la camiseta que llevamos. El objetivo siempre es ganar, creo que hay posibilidades, y a ello vamos.

El año pasado entró en la convocatoria para el partido de las Estrellas y las dos últimas jornadas del clasificatorio de Dinamarca’14 para cubrir la baja de Dani Sarmiento. ¿Cómo es la adaptación a un equipo que viene de ganar un Mundial?

Siempre hay una responsabilidad mayor, pero cada uno sabe su lugar y a lo que va. Siempre tienes que ir al máximo sea el torneo que sea, aunque quizás incorporarte a un equipo campeón del mundo te da un poco de “cosa”.

Fue un verano muy movido en el balonmano español con la desaparición del Atlético de Madrid. A día de hoy, ¿orgulloso de haber rechazado la oferta del club rojiblanco?

Siempre te queda el qué podría haber pasado. Un año antes ya tenía claro que me quería ir al extranjero, y aunque hubiese ido la oferta adelante, que no fue en firme, solo hubo contactos, creo que hubiese escogido irme. En el fondo sí que me siento un poco orgulloso, porque te libras de una situación complicada.

¿Cómo surgió la posibilidad de marcharse a Hungría? ¿Era una liga en la que estaba interesado?

Aunque conoces los equipos húngaros, siempre se piensa más en otras ligas: Alemania, Francia… Pero salió esta opción y con el deporte nunca sabes en dónde vas a acabar. Es una liga quizá no tan fuerte como la francesa o la alemana, pero económicamente es estable. El Pick Szeged es un buen equipo, estamos jugando competición europea, y para mí era un sitio perfecto.

¿Es de ayuda la presencia de Pastor y de Parrondo en Szeged?

Sí, sobre todo la presencia de Pastor. Siempre que hay un entrenador español vas un poco más seguro de ti mismo, de que va a ser todo más fácil. Si vas a Francia o Alemania siempre puedes aprender un poco el idioma, yo ya sé algo de francés, pero el húngaro es muy difícil. Aunque ya hablo un poquillo.

Suena otro Hispano más para la próxima temporada, Sierra. ¿Agradecido de poder hablar en español a pesar de estar en Hungría?

Sí, Pastor habla español y Krivocapic también. Además hay unos cinco o seis compañeros que también hablan español. Normalmente nos comunicamos en español y el segundo entrenador traduce al húngaro.

¿Cómo son Pastor y Krivocapic como cuerpo técnico? ¿Buena relación con ellos?

Sí, me llevo bien con ellos. Además ya sabía un poco cómo era el sistema, muy parecido al de Logroño.

Pastor comentó hace unas semanas en la COPE que está jugando bien y está contento con su trabajo, pero que todavía espera más de usted. ¿Aún le quedan pasos para explotar definitivamente?

Sí, siempre me lo dice: que tengo que ser más líder. Al final son cosas de carácter. Cada uno es como es, e igual mi manera de “liderar” es diferente a lo que él piensa. Pero él está contento y yo también con lo que me exige. Con el tiempo ya iré cogiendo más liderazgo.

Se han confirmado como el segundo equipo en Hungría. ¿En dónde está el techo de este Pick Szeged?

Este año ya tenemos encaminados los cuartos de copa, esperamos pasar a la Final4 de la EHF Cup, aunque nunca se sabe, y en la liga esperamos luchar con el Veszprém, no la temporada que viene, sino ya este año. Creo que un título puede caer este año.

¿Sí? ¿Liga, Copa…?

Puede ser, pero es difícil (ríe). La Liga es muy difícil porque se juegan tres partidos contra el Vezsprém. Habría que ganar uno de los partidos en su casa y es muy complicado, se puede pero es muy complicado. La Copa la tenemos ahora dentro de poco y yo tengo mucha esperanza en ganarla.

¿Cómo se viven los enfrentamientos con el Veszprém? ¿Recuerdan a los antiguos Barça-Ciudad Real de la Liga ASOBAL? ¿Todavía hay mayor ambiente?

Sí, es más reñido allí. Es un derbi que se lleva jugando muchos años, la gente lo vive de una manera especial. Además allí la gente es más respetuosa con los árbitros y con el equipo contrario, pero la enemistad es increíble.

¿El sistema de play-off aumenta el atractivo de la liga húngara? ¿Debería implantarse en el balonmano español?

Sí, yo estoy a favor. Me gusta el sistema de play-off, llegas a mayo con una motivación extra, son partidos muy emocionantes y a la gente también le gusta eso.

¿Con qué opciones se ven en la eliminatoria contra el Sporting CP en la EHF Cup?

Es un equipo duro y que juega bien, pero creo que en casa tenemos que ganar y jugar de la mejor manera que sabemos. Tenemos opciones. Nuestra prioridad era descartar a Montpellier quedando primeros de grupo y lo hemos conseguido. Ahora a ver qué pasa.

¿Cómo es el día a día cuando estás lejos de casa? Entrenamientos, partidos…

La vida es parecida. Entrenas muchos días mañana y tarde, muchas horas. Los tiempos libres tienes que gestionarlos para descansar, yo estoy estudiando además. La vida es parecida, hay muchos españoles en mi ciudad y solemos quedar.

¿Es fácil compaginar el balonmano con los estudios?

Es complicado. Además ahora tengo que hacerlo a distancia, pero poco a poco se saca.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención del balonmano húngaro? Sobre todo fuera de la pista (patrocinadores, presencia en los medios…)

Allí el fútbol no tiene tanta importancia como en España, el waterpolo y el balonmano sí. El balonmano sale mucho en la televisión y en los periódicos, por supuesto.

¿Qué tendría que aprender el balonmano español del húngaro?

Es un tema de tradición. Aquí el fútbol lo come todo, sobre todo la televisión, que es cien por cien fútbol. La televisión tiene mucha importancia para que la gente sepa que existe el balonmano.

¿Ve solución a corto plazo a la situación del balonmano español o cree que va a costar?

Creo que va a costar, a corto plazo no le veo salida. Pero poco a poco se irá recuperando. El balonmano español es bueno, aquí se juega bien, pero económicamente va a costar.

Todavía le restan dos temporadas de contrato en Hungría, pensando en el futuro ¿le gustaría volver a casa?

Siempre. Pero de momento estoy bien y quiero terminar el contrato allí. Después depende de cómo esté yo, la liga… Pero evidentemente sí que me gustaría jugar en España, no sé cuándo, pero eso seguro.

Niko Mindegía saluda a los aficionados de la grada

Niko Mindegía saluda a los aficionados de la grada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s