Diez años, muchos títulos y pocas licencias

El Consejo Superior de Deportes ha hecho hoy público el nuevo informe del organismo que recoge las estadísticas relativas al número de licencias y de clubes de cada modalidad deportiva. Y los resultados no pueden ser más desfavorables para el balonmano español.

  • El balonmano español pierde 3.944 licencias en el año 2013, el mayor descenso en la última década
  • Con el primer título mundial en el año 2005 el balonmano español aumentó en 2.204 licencias
  • El balonmano femenino, con 28.491 licencias, se sitúa por debajo de las cifras del 2004

El balonmano español pierde en el año 2013, tras ganar la selección absoluta masculina el segundo título mundial, 3.944 licencias, el mayor descenso en la última década. Esta modalidad deportiva encadena así dos años consecutivos de descenso en el número de licencias, perdiendo 4.439 fichas entre el año 2011 y el 2013.

El balonmano masculino ha sido el más perjudicado al perder en los últimos doce meses 4.125 licencias, mientras el balonmano femenino ha incrementado su número de fichas en 181, alcanzando un total de 28.491. A pesar de este aumento en el número de licencias de mujeres, el balonmano femenino se encuentra por debajo de las estadísticas del año 2004, en el que tenía 28.575 fichas.

Curioso es, que tras el éxito de las Guerreras en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el balonmano de mujeres se situó en su número de licencias más bajo de la última década, con 28.310. El mejor dato en cuanto a número de fichas fue en el año 2008, alcanzando un total de 30.890.

Es preocupante que el balonmano español vuelva a situarse en cuanto a número de licencias en cifras de casi hace ocho años (hay 1.159 licencias deportivas menos con respecto a 2005), poniendo de manifiesto la escasa evolución de esta modalidad deportiva, y más aún, que las 96.258 licencias con las que contaba el balonmano en nuestro país en el año 2011 no se hayan sabido mantener.

Con incrementos y disminuciones en los últimos diez años, el balonmano español ha pasado de tener 90.370 fichas en 2003 a la cifra de 2013: 91.819. Es decir, la diferencia es de 1.449 licencias netas. Datos que ponen de manifiesto, una vez más, que el balonmano español es incapaz de explotar sus éxitos deportivos y que la crisis se manifiesta con la desaparición de numerosos clubes.

Sin duda, es en el año 2011 cuando el balonmano español obtiene sus mejores registros, alcanzando un total de 96.258 licencias, de las cuales 67.463 son masculinas y 28.795 femeninas.

A pesar de estos datos negativos, el balonmano se consolida en España como tercer deporte de equipo federado tras el fútbol y el baloncesto, dos modalidades que han aumentado tan sólo en la última década en 184.406 y en 108.708 licencias, respectivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s